Sigue tus sueños y vive tu pasión.

Desde muy pequeños, a muchos de nosotros se nos dijo de manera intencional o accidental que perseguir un sueño es difícil, peligroso e incierto y nos educaron para acoplarnos a un sistema de trabajo duro, de renuncias y sacrificios, en el que muchas veces se antepone el dinero sobre la felicidad.







Afortunadamente muchos estamos cuestionando ese modelo, y hoy en día somos cada vez más las personas que nos arriesgamos a vivir nuestros sueños, a ser libres, felices y a buscar la manera de ganarnos la vida haciendo aquello que realmente nos apasiona. No es fácil, pero tampoco es difícil, solo se requiere mucho trabajo y disciplina.

Seguir un sueño generalmente implica emprendimiento; emprender nunca ha sido sencillo, pero equivocadamente se nos ha hecho creer que es difícil, cuando en realidad no lo es, y tenemos que estar convencidos de ello. Alguna vez, en medio de una entrevista alguien pregunto a Steve Jobs, creador de Apple, acerca de la clave de su éxito, a lo cual respondió: "nadie me dijo que no podría o que sería difícil, solo me sugirieron que hiciera lo que yo encontrara correcto".

Debemos respetar nuestros retos, asumirlos con altura, tener valentía para trabajar duro, la confianza para creer en nosotros y en nuestras decisiones y la fuerza mental para no dejarse ganar la lucha por la ansiedad. No es sencillo, pero tampoco es difícil. Nunca pienses en que alcanzar un sueño es difícil y nunca permitas que alguien te lo diga, pues si aceptas esa verdad, de alguna forma predispones el terreno para el fracaso. Convéncete que para alcanzar un sueño solo se requiere intención, acción y perseverancia y que tal como sean tus acciones serán tus resultados.


Solo sigue tus sueños y vive tu pasión!